01

Un océano azul de oportunidades

Mi opinión sobre Máster de Trafficker Digital del Instituto de Tráfico Online de Roberto Gamboa. 

Por Jorge Campaña

Cuando comencé el Máster de Trafficker en enero de 2019, ni en mis más optimistas previsiones podría imaginar que mi paso por él iba a resultar tan fructífero y satisfactorio, tanto a nivel personal como colectivo. En lo personal conseguí convertirme en Trafficker Pro (lo explicaré más adelante) incluso antes de acabar el Máster , pero además pude obtener mi caso de éxito al mes y medio de empezar, lo cual fue fundamental para coger confianza y seguir creciendo. 

 

A nivel colectivo, tuve la suerte de coincidir con gente de gran talento y mi grupo conseguió ganar el reto de simular una agencia de traffickers y generar resultados. A día de hoy seguimos trabajando en este proyecto en el que tenemos puesta toda nuestra ilusión y energía. Pero no sólo eso, como premio a nuestro trabajo, fuimos invitados al podcast de Roberto Gamboa para hablar del reto y de nuestro proyecto como agencia: “Traffickers on Fire”.

Pero empecemos por el principio….

 

La ocasión la pintan calva

Julio de 2018. En mis planes nunca había estado lanzarme al mundo del marketing digital. Mis nociones en este campo eran cero y mi experiencia en el mundo online no abarcaba más allá de tener un perfil en Facebook, Twitter o Instagram y, si acaso, alguna breve incursión en el diseño de videos y carteles de conciertos para publicar en redes sociales.

Soy funcionario desde hace 20 años, trabajando a turnos, con lo que ello implica: noches, festivos y comerme muchas uvas en el curro.  Aunque en lineas generales estoy satisfecho con mi trabajo, siempre me ha atraído el mundo online, el diseño gráfico y la música. Esta última inquietud la tengo cubierta pues soy batería en dos bandas de rock  pero necesitaba encontrar algo que le diese un giro a mi vida y que no sólo sirviese de plataforma para exteriorizar mi faceta creativa, sino también, por qué no decirlo, para ganar un dinero extra que me permita tener un mejor estilo de vida e incluso poder dedicarme a ello plenamente.

Lo cierto es que una noche mientras repasaba mi muro de Facebook apareció un chico de aspecto afable que hablaba de cambiar las reglas del juego, de la realidad paralela y de un océano azul de oportunidades. Mentiría si dijese que no me pareció el típico vendedor de humo que quiere sacarte los cuartos pero finalmente me pudo la curiosidad y, con alguna reticencia, me apunté al training gratuito.

 

Se trataba de un entrenamiento de 4 videos (uno cada 2-3 días) donde Roberto Gamboa, director del ITO (Instituto de Tráfico Online) te hablaba de una nueva profesión emergente de la que nadie estaba hablando. 

 

-«¿Trafficker Digital…..¿qué será esto que suena tan raro…?  Bueno, es gratis, a ver qué me cuenta»

 
 

 

Al comenzar el training, Rober te cuenta su propia historia personal. De cómo a pesar de tener un sueldo más que decente, no era feliz ni se sentía realizado teniendo que ir a trabajar como un robot cada mañana a una oficina donde su jefe era menos competente que él y cuyo único principio era el «ordeno y mando». Cómo decidió coger el toro por los cuernos y dejar su trabajo para lanzarse al mundo del emprendimiento con esta profesión que había cambiado su vida y la de los que se estaban dedicando a ello, y que igualmente, como si de un Efecto Mariposa se tratara, estaba ayudando a miles de empresarios e infoproductores a aumentar las ventas de sus negocios con una pequeña inversión en publicidad.  Además el video viene acompañado de testimonios de personas reales que hablaban del giro que había dado su vida después de realizar el Máster y de cómo ya no estaban sujetos a jefes ni horarios esclavizantes.

 

-«Mmmmm…demasiado bonito para ser cierto.  A ver con qué me sorprenden ahora»

 

Hasta aquí sigo bastante escéptico pero he de reconocer que los videos están muy bien realizados y Roberto trasmite honestidad en su discurso. La cuestión es que no sé por qué, pero empiezo a empatizar cada vez más con las palabras de Roberto como si me estuviera hablando a mí directamente. Sin duda es un gran comunicador pero yo seguía con la mosca tras la oreja. Lo cierto es que  a pesar de todo, tenía bastante curiosidad por ver el siguiente video, como si me hubiese enganchado a una de esas miniseries de Netflix.

 

Conforme avanzaba el training comienzo a ver el potencial real de esta profesión y cómo podría ser demandada por cualquier tipo de negocio que pretenda crecer, darse a conocer o aumentar su número de clientes. Además el contenido del training por sí sólo ya es bastante completo para comenzar a dar tus primeros pasos en este mundillo, pues te introduce en Facebook Ads. y te da unos tips muy útiles para realizar tus propias campañas. 

 

Cada vez estoy más enganchado con todo esto, y las palabras de Rober resuenan con  fuerza dentro de mí. Todo lo que cuenta me resulta familiar: en los últimos años y conforme me acercaba a la cuarentena (¿será la crisis de los 40?) me provocaba cierta sensación de desaliento la perspectiva de estar trabajando toda la vida para poder tener un mes de vacaciones al año y jubilarme cuando ya he quemado 3/4 partes de mi vida.  

Y ojo, aún así, me puedo considerar un afortunado por tener un puesto fijo en los tiempos que corren, ¿pero a costa de qué? ¿De estar atado a un horario esclavizante, unos jefes poco asertivos y un sueldo más que mejorable?… Creo que mucha personas nos hemos cuestionado esto o lo haremos en algún momento de la vida.  

Las piezas del puzle comenzaban a encajar en mi cabeza pero sabía que tarde o temprano tendría que afrontar el  escabroso tema pecuniario y saber por fin qué cantidad tendría que invertir para llegar a convertirme en trafficker

 

-«Esto pinta muy bien, ¿pero dónde estará la trampa?».

 

El último vídeo no hace más que zarandear mi conciencia para que me ponga en acción. Realmente tengo la sensación de estar ante uno de esos trenes que pasan una vez por tu vida y que lamentaría no haber cogido a tiempo. Llegó la hora de saber el precio y lo cierto es que en comparación con otros masters no me pareció tan caro sobre todo teniendo en cuenta que si lo que contaba Rober era cierto, en unos meses podría recuperar mi inversión. Aún así, en esos momentos suponía un gran esfuerzo económico para mí y era una decisión demasiado importante como para tomarla a la ligera. Así que ahora tocaba exprimirse el limón…

«Cuando se presentan desafíos en tu vida, los miedos siempre están ahí para atenazarte. Pero de eso se trata, de saltar la barrera que rodea tu confortable jardín de rutina.».


Un océano de dudas

 

Llegados a este punto, me encontraba en una encrucijada. Mi parte racional decía que era una apuesta demasiado arriesgada..

 

– «¿Y si todo esto no es más que humo? ¿Qué necesidad tengo de complicarme la vida teniendo un empleo fijo? 

 

Por otro lado, mi parte intuitiva me decía:

 

-«Pero… ¿no es acaso eso lo que me ha traído hasta aquí?».

 
 

En mi fuero interno intuí que no podía dejar escapar la oportunidad. Sabía que si no lo hacía ahora, no lo haría nunca. Y durante una semana, esta cuestión se convirtió en mi caballo de batalla diario. Había días en que me levantaba pensando que era una locura y en cambio, otros días volvía a replanteármelo y recordaba aquella frase de Alejandro Jodorowsky:

 

«Si tienes dudas entre hacer o no hacer, hazlo. Si lo haces y te equivocas al menos te quedará la experiencia. Si no lo haces, te queda la frustración».

 

Antes de tomar la decisión, tuve la oportunidad de tener una llamada con Santos, uno de los tutores del Máster para preguntarle todas las dudas que rondaban en mi cabeza: 

 

-«¿Se puede afrontar el Máster sin tener experiencia? ¿Cómo serán las clases? ¿En cuánto tiempo podría estar trabajando de trafficker?»

 

Cuando se presentan desafíos en tu vida, los miedos siempre están ahí para atenazarte. Pero de eso se trata, de saltar la barrera que rodea tu confortable jardín de rutina.

Finalmente, tras darle mil vueltas y con el apoyo esencial de mi mujer realicé la entrevista y accedí al Máster.

 

Quien espera desespera prospera

 

Noviembre de 2018. Faltaban más de 2 meses para comenzar el Máster así que decidí no malgastar más energías en mis miedos y prepararme para todo lo que me venía por delante. Aproveché el impasse de tiempo para mentalizarme a tope y empezar al 100% de motivación y ambición.

Pero estos dos meses no iban a ser precisamente de espera improductiva. Una de las mejores bazas que tuvimos durante este tiempo fue la de tener la posibilidad de formarnos incluso antes de empezar el Máster y es que todos tuvimos acceso gratuito a IFAM (Instagram&Facebook Ads Maximizer), un curso donde pude iniciarme en el mundillo de la compra de tráfico online y que me sirvió como preparación para lo que me iba a encontrar posteriormente en el Máster. Este curso ofrece una formación de gran valor para empresarios o dueños de cualquier tipo de negocio que quieran realizar sus propias campañas desde Facebook Ads. Pero de esta formación hablaré en la siguiente entrada de mi blog.


Las tripas del Máster

Enero 2019. Llegó el día y Roberto Gamboa nos reunió a todos por videoconferencia para hacer las presentación inicial e informarnos de la estructura del curso y los horarios de las clases. La verdad es que se respiraba muy buena energía entre los asistentes pero el gusanillo de la incertidumbre aún recorría mi estómago.

El funcionamiento del curso era el siguiente: cada viernes se desbloqueaba un módulo con sus correspondientes lecciones.  En estas pude aprender a usar el Administrador de anuncios e instalar el Píxel,  crear un Business Manager, manejar el Clickfunnels para realizar los embudos de ventas y sobre todo implementar las estrategias que hagan exitosa una campaña en Facebook. He de reconocer que al principio me costaba familiarizarme con toda la terminología y especialmente recordar todos los pasos que hay que realizar para conseguir un funnel mínimo viable pero finalmente, a fuerza de repetirlo, consigues automatizar el proceso . 

Al final de algunas lecciones había algunas tareas obligatorias que había que presentar al tutor los domingos antes de las 23:59h. Pero también había retos que eran voluntarios y cuyo ganador anunciaban a la semana siguiente de finalizar el plazo.

 

También disponíamos de sesiones para resolver dudas con tutores y/o profesores. 

 

En cuanto a la estructura, el Máster tenía 4 pilares fundamentales: 

 
1- Web central: donde te entregan todos los contenidos, descargables, donde publicaban las noticias, anunciaban a los ganadores de los retos y otros videos complementarios.
 

2- Sesiones online: con tutores y profesores o con el propio Roberto Gamboa donde preguntar tus dudas y resolver los problemas que vayan surgiendo.

 

3- Slack: un chat de comunicación directa 24/7, con varios canales temáticos donde recurrir en cualquier momento y en el que se encontraban tanto profesores y tutores como alumnos.

 

4- Sesiones offline: eventos presenciales y quedadas donde puedes conocer a tus compañeros y los profesores.

 

Para finalizar este apartado, quiero resaltar una de las principales características diferenciales del Máster y es que también existía el llamado Departamento de felicidad y éxito para los momentos de bloqueo o desmotivación. No creo que existan muchas formaciones que te ofrezcan este tipo de soporte psicoemocional al cual recurrir antes estas situaciones y que te ayuden a salir del atolladero en un momento dado.

 

No obstante si tuviera que decir para quién NO es esta formación diría que no está diseñado para gente que esté atravesando un mal momento en su vida o tenga problemas personales, pues el Máster va a requerir de toda tu energía y motivación. Sobre todo los dos primeros meses que son bastante intensos. Tampoco sería recomendable para gente que tenga un trabajo muy absorbente y lo quiera compaginar con el Máster, pues te va a exigir bastante dedicación y podría llegar a sobrepasarte, no obstante para una persona metódica que se organice bien el tiempo esto no ha de suponer un problema. 

Dicho esto, comentaré mi trayectoria durante estos 5 meses.


 

La comunidad del embudo

 

 Puede sonar a tópico pero me sorprendió comprobar cómo se había formado una comunidad de gente que íbamos en la misma onda. Personas de todas partes de España y Latinoamérica con las mismas inquietudes, miedos e incertidumbres, pero vibrando en la misma frecuencia.  Una comunidad de personas que con el transcurrir del Máster, no dudaban en echar un cable a un compañero, independientemente del grupo al que perteneciera. Prácticamente no había preguntas que no tuvieran su respuesta en el canal de Slack y los compañeros más avanzados siempre estaban dispuestos a ayudar y te respondían en la medida de sus posibilidades, aunque sí es cierto que en algunos momentos de bloqueo se echaba en falta algo de inmediatez por lo que en ocasiones tenías que tirar de «espabilismo».  😅¿

Durante el Máster se puede decir que se marcan una serie de hitos u objetivos a conseguir.  A grandes rasgos serían los siguientes:

El es convertirse en Trafficker Rookie: Esto significa encontrar un negocio local con el que trabajar de forma gratuita y darle resultados positivos. Esta es una de las cosas que más temía antes de entrar al Máster, pues durante una etapa de mi vida fui comercial vendiendo tratando de vender seguros «a puerta fría» y sin duda ha sido el trabajo menos gratificante que he tenido jamás. En cambio, aquí no tienes la sensación de estar «vendiendo la burra» como vulgarmente se dice. El hecho de creer en tu producto y saber que estás ayudando a un negocio a generar nuevos clientes hace que afrontes esta fase con mucha más confianza e indudablemente eso se lo trasmites a tu cliente.

En mi caso, este objetivo lo conseguí al mes y medio aproximadamente de entrar. Comencé a trabajar con una óptica a la que le generé unos resultados bastante decentes para ser mi primera campaña pues recuperó la inversión y ganó algo de dinero.

 

El 2º objetivo sería conseguir un caso de éxito y documentarlo. Crear una campaña con un gran ROI (retorno de inversión) para tu cliente y que éste te grabe un video explicando sus impresiones para poder usarlo en tu propia promoción en un futuro. Es un objetivo que no es fácil de conseguir pero que siguiendo el paso a paso de la formación y a fuerza de no desistir sin duda acabarás logrando.

En mi caso, tuve bastante suerte y con mi segundo cliente conseguí mi caso de éxito. Se trataba de un criadero de bull terrier con el que conseguí un ROI de más del 3000%, generando a mi cliente unos beneficios de más de 3000 euros con apenas 100 euros de inversión.

 

El es convertirte en Trafficker Pro: Aquí ya estamos hablando de jugar en Primera División. Se acabaron las campañas gratis, pues se trata de conseguir tu primer cliente de pago. Alguien dispuesto a pagar por tu trabajo por primera vez. Para muchas personas ésta puede ser la barrera más difícil de saltar, pues cuando se trata de cobrar por tu trabajo puede surgir el llamado «Síndrome del impostor» que puede llegar a bloquearte al pensar que quizás no estés lo suficientemente cualificado para asumir esa responsabilidad. Pero tampoco hemos de olvidar la corresponsabilidad de tu cliente a la hora de cerrar las ventas. No olvidemos que nuestro trabajo consiste en darle visibilidad y hacerle llegar clientes a la puerta de su negocio, pero en última instancia es tu cliente quien debe contactar con los contactos y cerrar las ventas.

He de decir que este objetivo se me atrancó bastante, y aunque no tuve problemas para encontrar negocios con los que trabajar como rookie, ya que realicé 4 campañas gratuitas durante el Máster, me costó bastante convertirme en Trafficker Pro y esto hizo que entrara en un bloqueo motivacional bastante importante que durante unos días hizo cuestionarme mi valía para ser Trafficker.  A pesar del bajón, no tiré la toalla y finalmente conseguí firmar mi primer contrato con una clínica de depilación láser, justo un día antes de la graduación.

 

El objetivo era construir tu propio funnel AGC (auto-generador de clientes). Un embudo de ventas como los que realizamos para nuestros clientes pero enfocado a nuestros propios servicios como traffickers. Lo más increíble de esto es que una vez que construyes tu propio funnel, y le inyectas tráfico de pago, son los clientes los que llegan a tu puerta preguntando por tus servicios y ya no tienes que ejercer más de «comercial».  Este objetivo quizás sea el más complejo de conseguir pues diseñarlo y ponerlo en marcha requiere de bastante tiempo y dedicación por tu parte ya que se trata de un embudo con varios pasos que tienen que estar afinados como un reloj suizo para que funcione. Es por ello que al finalizar el Máster sólo 17 personas conseguimos lograr este objetivo. 

Éste es el testimonio de mi primer cliente, José Tomás García Lozano propietario de Óptica San Antón:

 


Y todo llega a su fin…

Una vez acabado el Máster, lancé mi propio funnel AGC que funcionó a la perfección pues en 5 días y con  15 euros de inversión, obtuve 4 clientes agendados.  De hecho preferí parar la campaña ya que estaba inmerso en la puesta en marcha de la agencia «Traffickers on fire»  junto a mis compañeros.

 

Finalmente y como colofón a mi paso por el Máster de Trafficker, Roberto Gamboa se puso en contacto conmigo para revisar mi funnel AGC y mostrarlo a los alumnos de la 3ª edición, lo cual aparte de ser un honor, me sirvió de gran ayuda al darme algunos tips muy útiles para mejorar mi VSL.

 

«Evidentemente también has de salvar obstáculos que te van surgiendo en el camino, aprender a superar tus miedos, salir de tu zona de confort reiteradamente y sobre todo NO RENDIRTE NUNCA si quieres que todos tus esfuerzos se vean recompensados»

Como decía al comienzo de este artículo, a nivel colectivo, tuve la suerte de coincidir con gente de gran talento y mi grupo, los Traffickers on Fire, conseguimos ganar el reto de simular una agencia de compra de tráfico y generar resultados. En menos de dos semanas facturamos más de 3500 euros con algo más de 200 euros de inversión y le dimos excelentes resultados a varios negocios locales. Ahora le hemos dado continuidad al proyecto y hemos creado una agencia en la que tenemos puesta toda nuestra ilusión y energía. Pero no sólo eso, como premio a nuestro trabajo, fuimos invitados al podcast de Roberto Gamboa para hablar del reto ganado y de nuestro proyecto como agencia de traffickers.

Actualmente estoy compaginando mi trabajo con el de trafficker digital y les estoy realizando las campañas a un par de clientes. Por otro lado, también sigo en el Departamento de contenido de la agencia «Traffickers on fire» con la que recientemente hemos lanzado varias campañas para negocios locales. 

Cabe mencionar que para lograr todo esto, evidentemente también has de salvar obstáculos que te van surgiendo en el camino, aprender a superar tus miedos, salir de tu zona de confort reiteradamente y sobre todo NO RENDIRTE NUNCA si quieres que todos tus esfuerzos se vean recompensados. De nada sirve que te den todas las herramientas si luego no pones toda tu energía y esfuerzo en sacarle partido.

 

 

 

                                                                          A FAVOR

 Soporte multicanal permanente 24/7.
Se recupera la inversión con creces si sigues el paso a paso.
 Sesiones online y offline.
 Acceso ilimitado a la plataforma incluso al finalizar.
Comunidad permanente en Facebook con soporte y ofertas de trabajo.
Relación calidad/precio.

    EN CONTRA 

Se echa en falta la formación en el manejo de algunas herramientas (WordPress, Active Campaign…).
Algunas tareas semanales pueden llegar a resultar algo tediosas.
El nivel de dedicación es relativamente alto y puede costarte si tienes que compaginarlo con un horario laboral poco flexible.

Conclusiones

En resumen, este no es un máster al uso. Para empezar, estamos hablando de una formación para una profesión digital emergente y poco conocida, donde antes de acabar ya estás trabajando con tus propios clientes si pones en práctica el paso a paso. Una formación con un potencial enorme pues nuestro trabajo consiste en ayudar a negocios a generar clientes y aumentar sus ventas a través de la publicidad más efectiva y barata que existe a día de hoy: los anuncios en redes sociales… ¿Y qué emprendedor no quiere esto para su negocio?.. Y en segundo lugar, Roberto Gamboa ha creado una comunidad permanente de traffickers en Facebook donde recurrir cuando te surja cualquier duda con profesores y alumnos de anteriores ediciones. Además se publican ofertas de trabajo de forma regular ¿Qué empresa te ofrece un soporte continuado en el tiempo después de acabar la formación y una bolsa de trabajo recurrente?. En un máster convencional, lo habitual es que pagues una pasta, te “vomiten” el contenido y «si te he visto no me acuerdo».


¿Qué aprenderás en el máster?

 

Entre otras cosas se aprenderá:

  • Las bases del Trafficker Digital (mentalidad, estrategia y conocimiento de la herramienta a fondo).

  • Cómo medir los resultados y saber si algo funciona o no.

  • A dar resultados palpables a los clientes y cómo presentarlos.

  • A conquistar el sistema AGC o autogenerador de clientes, más una técnica secreta para que sean los clientes los que te busquen a ti.

  • Qué es una oferta irresistible y cómo crearla.

  • Cómo gestionar los clientes, dando una imagen profesional y que da seguridad.


 

 

Esto es lo que opinan algunos de los que ya han realizado el training gratuito:

.              

 

ESTO ES PARA TÍ SI…

  • No estás satisfecho con tu trabajo y quieres darle un giro de 180º a tu vida.

  • Has decidido emprender en el mundo digital pero no sabes cómo empezar.

  • Quieres aprovechar la oportunidad de vivir de internet sin necesidad de tener una web.

  • Tienes una mentalidad de acero y te gusta afrontar nuevos retos.

  • Trabajas en marketing pero no estás teniendo los resultados deseados.

  • No tienes conocimientos del mundo online pero tienes interés en formarte en una nueva profesión emergente.

  • Estás harto/a de estar sujeto a un horario y quieres ser tu propio jefe.

ESTO NO ES PARA TÍ SI…

  • Estás plenamente satisfecho con tu trabajo y no tienes intención de mejorar.

  • No te gusta salir de tu zona de confort.

  • Estás pasando por un mal momento en tu vida.

  • No llevas bien el trato con clientes o pasar horas delante del ordenador.

  • Eres una persona poco resiliente que tira la toalla a las primeras de cambio.

  • El mundo online no es lo tuyo y no te llama la atención.

  • Tienes tendencia a dejar proyectos a medias.

 

¿Y tú, te animas?

Ya se está preparando la 4º edición del Máster que promete muchas novedades. Se está preparando un lanzamiento sin precedentes con la introducción de varios cambios y mejoras. De hecho, durante la entrevista que Roberto Gamboa nos hizo a Traffickers on Fire nos dejó entrever que la próxima edición será la mejor de todas las realizadas hasta la fecha sin adelantarnos más detalles.  

Para finalizar, quiero dejar claro que todo lo que he escrito en este blog forma parte de mi experiencia personal durante mi paso por el máster y me he limitado a dar mi más sincera opinión acerca del mismo. Como digo unas lineas más arriba, este máster no es para todo el mundo aunque sí es cierto que a poco que seas una persona con ambición y pongas tu foco en seguir cada paso de la formación vas a estar trabajando como trafficker incluso antes de acabar el máster.

No obstante si quieres entender perfectamente en qué consiste todo esto, Rober te lo contará en este webinar gratuito y así puedes decidir tú mismo si te convence:

>> ACCESO DIRECTO A ENTREVISTA<<

Ahora piensa en el número de empresas existentes en el mundo a las que poder ayudar y te podrás hacer una idea del océano azul que se abre ante nosotros. El barco, las técnicas de pesca y las redes ya te las dan, ahora sólo es cuestión de que te eches a la mar con todas las ganas del mundo y aprendas a sobreponerte a las tormentas que te surjan durante la travesía como ya hiciera Jim Carrey en “El Show de Truman” en busca de su libertad. 😉👍

 

Si tienes cualquier duda o pregunta estaré encantado de resolverla por

O a través de correo electrónico

Política de privacidad                                              Política de  cookies                                                  Términos legales de contacto